* Voy caminando por un tiempo en que las bombas, balas, misiles y otros violentos artefactos vitales , hacen que caigan derrotados vecinos, amigos, familiares y estrellas del rock.
No es el campo de batalla de un guerra a la que nunca acudí.
Es la vida que ejerce su más grande y terrible realidad.
Hace dos semana un amigo cayó desplomado, dos días atrás una mujer cercana no se volvió a levantar, y hoy en el super la noticia de las consecuencias de un bazocavital en un amigo
Me siento como loco esquivando las armas letales del enemigo.
Sabiendo que no hay trincheras, ni treguas blancas.
Solo puedo enterrar a mis muertos y seguir ondeando la bandera de la vida.

*LA PUERTA ENTREABIERTA *