Un paso atrás, para ver la perspectiva de mi vida.
Me situó en mi observador y dejo caminar mi yo.
Lo observo , simplemente.
Un caminar más lento.
La vida toma otro ritmo
Cada vez menos prisa por llegar
Total, aquí no se está nada mal
Menos ansia, más aceptación
Con cierta decepción que me hace sentir mis pies en la tierra
Más unión, no tanta diferencia
Hablo con las paredes de mi casa
Y sonrió, si me viesen los políticos-psiquiatras.
Vuelvo a mi yo, pero más lento, más sencillo, más humano, más unido.