Salgo de la casa con una sensación de firmeza, algo a calado muy hondo en mi.
Hace tiempo descubrí que ser valiente en mi era afrontar mis grandes miedos emocionales.
Hoy al salir de la casa, he sentido el valor del amor .
El amor silencioso, íntimo, solitario , el que se ha construido con dolor.
Hoy al salir de la casa, he crecido , madurado y envejecido.
Hoy saliendo de la casa me he abrazado y he seguido al silencio en silencio.