Resplandeciente de blanco y marinero.
Camino de la iglesia con un misal y un rosario. Madre de Dios, ! Qué friky!
Sin ganas, era para la foto. Ah! También sin dientes, se habían caído
Yo no creía , solo recitaba de memoria
Años después, fui al infierno y les dio por celebrar mi boda.
De mal gusto, y a la fuerza me llevaron. Sin bromas, a punta de pistola
Seguía sin creer
Ahora supongo que queda la extrema derecha unción, ya creo pero mi propio padre nuestro.
Son estaciones en la vida, el tren asa una vez y me subí en dirección prohibida.
Creo que me bajaré después, ahora tengo prisa por vivir