Lo que expresan las manos está condicionado por lo que se nos a ” enseñado” a tener que tienen un significado.
Podría ser un lenguaje (a parte del lenguaje utilizado por personas con discapacidad), si no estuviera manipulado para expresar algo condicionado.
Si dejamos dejamos que las manos se expresen libremente, encontraremos un lenguaje propio, auténtico y libre de influencias externas.
Dejo que mis manos se muevan sin preconceptos y experimento su natural movimiento en coherencia con mi ser interior.