En una reflexión profunda me doy cuenta de mi error en mi vida.
Me digo – no tendría que haber mi vida así, hubieron muchos errores , que me causaron daños y también hicieron sufrir a otr@s-
Pido perdón y me perdono por ello.
En otro momento de instrospeccion honesta y sincera, me digo – si no hubiese cometido esos errores, esa vida no hubiese sido la mía –
Con lo que eso me coloca en la única posibilidad verdadera, hacerme responsable de mi vida.
En la que los errores produjeron daños y con ellos vivo.
Desde ahí me siento a contemplarme.
No me justifico
Al respirar profunda y honestamente ,integro la vida vivida y me pongo de cara en este presente.