ferranlugo

médico –

terapeuta Gestalt y

Corporal Integrativo

Salgo de la casa con una sensación de firmeza, …

Salgo de la casa con una sensación de firmeza, algo a calado muy hondo en mi.
Hace tiempo descubrí que ser valiente en mi era afrontar mis grandes miedos emocionales.
Hoy al salir de la casa, he sentido el valor del amor .
El amor silencioso, íntimo, solitario , el que se ha construido con dolor.
Hoy al salir de la casa, he crecido , madurado y envejecido.
Hoy saliendo de la casa me he abrazado y he seguido al silencio en silencio.

Cuando la niebla no deja ver lo que hay delante, …

Cuando la niebla no deja ver lo que hay delante, nos parece que no existe.
Dejar pasar el momento de confusión y esperar a que se aclare.
La ceguera con la que vivimos no nos permite ver.
La mente me provoca y me dice que no hay nada ahí delante.
El corazón se encoge y me entristece
Y la voluntad me empuja a tirarme.
Solo la verdadera sabiduría interior me contiene y da el espacio y tiempo necesarios para esperar a que se disipe la locura.

Dos miradas …

Dos miradas
Dentro y afuera
No elijo una, me quedo con las dos
Solo vivo una historia
Y la escribo con la mirada puesta dentro y fuera.
Qué lujo de mirada

Veo algo más …

Veo algo más
Veo un árbol y en él veo lo que he crecido y los frutos que he dado.
Veo la arena y en ella veo mis pies atentos en el caminar .
Veo las sombras y en ellas el alma dibujada
Veo a un niño y en él a sus padres y abuelos
Veo mi momento y en el la eterna impermanencia.
Veo en lo sencillo la esencia.

En una reflexión profunda me doy cuenta de mi …

En una reflexión profunda me doy cuenta de mi error en mi vida.
Me digo – no tendría que haber mi vida así, hubieron muchos errores , que me causaron daños y también hicieron sufrir a otr@s-
Pido perdón y me perdono por ello.
En otro momento de instrospeccion honesta y sincera, me digo – si no hubiese cometido esos errores, esa vida no hubiese sido la mía –
Con lo que eso me coloca en la única posibilidad verdadera, hacerme responsable de mi vida.
En la que los errores produjeron daños y con ellos vivo.
Desde ahí me siento a contemplarme.
No me justifico
Al respirar profunda y honestamente ,integro la vida vivida y me pongo de cara en este presente.

Cuanto más me acerco a tí, mas lejos estoy. …

Cuanto más me acerco a tí, mas lejos estoy.
La distancia se mide en besos.
Me acerco desde el corazón y me alejo en el contacto.
Recuerdo momentos del pasado que me llenan de sensaciones de amor , ahora.
Y el tiempo media, como si el mar separase tu casa de la mía.
Puedo sentirte dentro y estar en tu pantalla plana.
La línea que nos une , no es una línea recta.
Es un círculo, en donde nada empieza ni acaba.
En el que la distancia siempre es la misma por lo que desaparece.

Hay una introspección en relación a la etapa …

Hay una introspección en relación a la etapa última de la vida.
Para encaminar el viaje transformador, es necesaria una actitud de ir hacia adentro.
Un desapego progresivo, en un duelo continuo de pérdidas conscientes y elegidas.
Aún siguiendo el día a día cotidiano, me voy despidiendo de locuras idealizadas, de las verdades intelectivas, de los mitos de la vida.
En este momento , la tristeza no depresiva es el estado emocional que corresponde.
Y aún así el fondo interior sigue estando conectado con el impulso vital de seguir adelante.
El camino es el fin.

– Ya viví lo vivido. …

– Ya viví lo vivido.
– Fui bebé, niño, adolescente y adulto.
– Sentí miedo, vergüenza, amor, odio , rabia y compasión.
– Salí de noche, con amigos, de vinos y lujuria y me fui a dormir.
– Tuve dinero y lo perdí.
– Fui el amante oculto y el marido para Navidad.
– Florecí con frutos entre pañales y sepulté semillas antes de nacer.
Y ¿ Para qué querer repetir ?
– Lo vivido lo llevo aprendido.
– Lo desconocido y que falta por vivir, como no lo veo, a ciegas he de avanzar
– Me pierdo en querer saber lo que no sé.
– Se dónde pongo los pies y no sé a dónde me llevan.
– La actitud de rendirme ante lo desconocido me lleva a la paz interior en donde yo me encuentro.
Y ahí, aún estando solo, no me siento único.

Un paso atrás, para ver la perspectiva de mi …

Un paso atrás, para ver la perspectiva de mi vida.
Me situó en mi observador y dejo caminar mi yo.
Lo observo , simplemente.
Un caminar más lento.
La vida toma otro ritmo
Cada vez menos prisa por llegar
Total, aquí no se está nada mal
Menos ansia, más aceptación
Con cierta decepción que me hace sentir mis pies en la tierra
Más unión, no tanta diferencia
Hablo con las paredes de mi casa
Y sonrió, si me viesen los políticos-psiquiatras.
Vuelvo a mi yo, pero más lento, más sencillo, más humano, más unido.